Comoda “Hemnes haker” – desikeando que es gerundio

p11

p9

Discutimos en varias ocasiones, con el farmacéutico de nuestro barrio, cuál debería ser el significado exacto del verbo “ikear” cuando lo incluyan oficialmente en el diccionario de la RAE. Él sostiene que debería significar que un objeto comienza a deformarse, que se desconcha su aglomerado o que pandea. De este modo cuando alguien diga “mi mobiliario está ikeando” todos podremos imaginar el aspecto lamentable de los muebles del afectado. Nosotros creemos que “ikear” debería tener relación con ese aire, esa atmósfera monótona e insulsa, propia de los objetos seriados, que solo Ikea te puede garantizar si abusas de sus muebles en tus interiores. Por lo tanto cuando alguien diga “mi mobiliario está ikeando” significará que los muebles del afectado tienen una pátina homogénea, impersonal, de mala calidad y visto hasta la saciedad en otras casas, comercios, restaurantes, etc.

Foto del mueble “original”:

P5

Esto pasaba en una de las habitaciones de la tienda Hecla. Su espacio estaba ikeizado por culpa de una cómoda. Concretamente el modelo Hemnes. Es, a nuestro humilde parecer, un mueble grande y terriblemente gris, con intenciones de parecer clásico y amable pero tanto el material como sus acabados no se lo permiten. Mercedes, una de las propietarias de Hecla, lo describió con bastante acierto, “es mu feo” dijo.

Bien, nos propusimos desikearlo pero había una limitación, la tienda está funcionando y el proceso de desikeación debía ser limpio. Sacar el mueble de la tienda era mucho engorro entonces había que trabajar in situ, muy cerca de la ropa expuesta. Además debía ser rápido. Entrar un día y salir al siguiente. Una desikeización ninja pues.

Optamos por forrar el paño horizontal de madera reciclada y pintar de un blanco “amable” el resto del mueble. Rematamos el proceso con un cambio de tiradores. Gran parte del trabajo se realizó en el taller.

Con todas las piezas cortadas ordenamos el “puzle cromático” a nuestro gusto.

P4

– Las colocamos en orden en un cajón y nos trasladamos a la tienda.

P2

– El proceso en la tienda comenzó pintando. José Ramón, marido de una de las propietarias, no se lo pensó dos veces y se lanzó a por un pincel

p6

-Forramos con la madera cortada el paño superior

p13

– Cambiamos los tiradores originales por un popurrí de antiguos tiradores comprados en un mercadillo. Intentamos seleccionar los de mejor calidad y mezclar muchos estilos.

P16

 

El resultado:

p8b

p15

Creemos que el resultado es bueno. La desikeización es completa y la intervención tiene un costo moderado.

Esperamos que os guste

Taller Piccolo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: