Casa hecla – probador para “Hecla showroom”

angelablog1

Se trata de una pequeña casita de 1m2 y 2,6m de alto construida enteramente con  madera de palets reciclados, inspirada en la obra de Yoshitomo Nara, en el imaginario folk y el comic japonés (Studio Ghibli, Kunio Kato, etc.)

Cumple una doble función: es el probador principal del showroom y el objeto fetiche e iconográfico de este espacio.

blog 2

Cuando Maite y José Ramón, propietarios de la tienda Hecla, nos pidieron que adaptáramos un piso en la segunda planta de un clásico edificio del centro de Málaga en un showroom, estuvimos de acuerdo inmediatamente en la necesidad de la presencia de un objeto descontextualizador, una pieza que rompiera el aire doméstico del espacio y lo cargara de ambigüedad y complejidad. Comenzamos a pensar que el probador de la tienda podría ser algo más que eso. Podría salir del obscuro rincón marginal que típicamente se le ha asignado y tomar el papel protagonista de la habitación principal.

miguel

blog 3

El resultado es una pieza de aire onírico que contrasta fuertemente con todo lo que le rodea; el mobiliario clásico, las lámparas de araña, la bow window, etc. Genera una atmósfera tensa y dual.

El  espacio, perfecto para una oficina elegante, se ve irrumpido por un objeto con connotaciones campestres, nostálgica e infantiles pero conservando cierto eclecticismo plástico.

Dos apuntes:

-La ausencia de proyecto favorece el bajo costo:

Una de las cosas más interesantes de esta auto-construcción, y motivo de su bajo costo, es que no hay un proyecto, no hay planos previos ni mucha premeditación. Realmente no es un objeto complicado de construir sobre la marcha, pero esto no suele ser posible cuando estás construyendo para otra persona. Cuando tienes un cliente éste reclama saber exactamente que vas a hacer en su espacio. Pero por suerte en este caso los propietarios de Hecla asumieron el riesgo de encargarnos este objeto sin ningún dibujo, plano o esquema. Simplemente tomamos un té y hablamos sobre algunas imágenes que llevamos en un portátil para contarles lo que queríamos hacer y decidieron dejar todo en nuestras manos sin más documentos. Este hecho, además de ser un verdadero acto de fe =), reduce el tiempo que pasamos sentados haciendo dibujos y proyectando en papel y nos pone rápidamente a trabajar con la madera, reduciendo directamente el costo de la intervención.

Podríamos decir por tanto que a más capacidad del cliente para asumir riesgos y aceptar incertidumbres, más barata, rápida, dinámica y abierta a modificaciones será la intervención. Y sabemos que una construcción abierta y espontánea favorece la improvisación, la adaptación y el aprovechamiento de oportunidades que surgen en el momento y todo esto optimiza la intervención reduciendo el coste final.

-Reversibilidad:

Para nosotros siempre es importante conseguir intervenciones efímeras y reversibles. El hecho de que el probador sea una pieza exenta facilita su desmontaje y desplazamiento si la tienda se traslada. Cuando ya no sea necesario no dejará huella de su paso por este espacio.

blog 4

Construcción:

La construcción ha sido tan improvisada, tan sobre la marcha, que no tenemos fotos del proceso constructivo. Lo que creímos que era una prueba para tantear los pasos del montaje resultó ser la construcción definitiva. Fue un proceso rápido y bastante sencillo. Realmente se invirtió más tiempo y dinero en rematarla (lijado, pintado, herrajes, espejo, cortinas, etc.) que en la propia construcción.

Nos pusimos manos a la obra con un esquema de este tipo:

esquema 1

Lo único que sabíamos es que íbamos a empezar por el cuerpo del probador para terminar por la cubierta.

Los pasos seguidos en el montaje fueron:

1-Montamos las dos paredes laterales uniendo tablas de palets.

esquema2

2-Se nos ocurrió que sería fácil inclinar el plano de la puerta y el plano “trasero” si en vez de paredes rectangulares usábamos paredes trapezoidales. Entonces cortamos con una radial los lados largos de las paredes como indica el siguiente esquema:

esquema3

Obtuvimos dos piezas con este aspecto:

esquema4

3-Igualmente sobre la marcha se nos ocurrió cerrar directamente los testeros de cada una de las dos paredes para facilitar la construcción de la cubierta a posteriori.

esquema5

4-Se unieron las dos paredes tumbadas sobre el suelo para facilitar el trabajo tal y como se muestra en el siguiente esquema:

esquema6

5-Se levantó el objeto resultante (el suelo y las tres paredes)

6-Montaje del techo: se colocan tablas ( 1 y 2 en el esquema) para formar los aleros. Por último se cierra el techo con tablas que conservaran su color original.

esquema 7

7-Sobre la marcha pensamos que estaría bien restar masa de las paredes y abrir ventanas para aligerar y dinamizar el objeto. Los huecos se hicieron con una caladora y se remataron posteriormente con madara.

Las cortinas se hicieron con telas africanas que los clientes trajeron de uno de sus viajes y no habían encontrado sitio donde usarlas.

ventanas

Una gran experiencia. Una experiencia directa, primitiva, ágil y espontánea con la que hemos quedado muy contentos y donde la confianza y valentía de los clientes ha sido determinante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: