Cajonera Alex hacker

Necesidad – problema:

Desde hace tiempo tenemos en casa una cajonera, concretamente el modelo Alex de Ikea, que no nos encaja en ningún sitio de la casa. Es sumamente práctica, sus cajones permiten almacenar muchos papeles y cables en poco espacio. El problema es que no entra bien en el salón y el único sitio que le encontramos ha sido nuestra habitación

– El primer problema es que es una  cajonera con una marcada estética de oficina en un dormitorio. Esto no nos gusta.

a

El segundo problema es que yo hago música en casa, pero no tengo una habitación dedicada a este uso. Digamos que me coloco donde puedo, donde me deja el resto de la familia. Utilizo un portátil, un mini teclado, unos altavoces y un micrófono, poca cosa. Generalmente monto este “estudio” improvisado en el salón. Pero cuando el salón está habitado y tengo ganas de grabar algo me veo relegado a usar el mueble Alex como mesa. Sus 60cm de altura y la imposibilidad de colocar bien la piernas al sentarte frente a él me impulsaron a modificarlo.

– El segundo problema, por lo tanto, es la necesidad de utilizar el mueble como mesa para “estudio de grabación” espontáneo.

Ejecución:

b

Comencé por elevar la altura del mueble hasta los 78cm con madera reciclada de un palets grande. He aprovechando el espacio para alojar un compartimento frontal para guardar el tecladillo y un compartimento trasero donde ocultar el multiplicador de corriente y los cables.

c

Para continuar forré los laterales y el plano frontal de los cajones con recortes de madera de palets, sobrantes de algunos marcos y madera recogida de la calle.

i

Este proceso aleatorio de cortar y pegar es altamente eficiente a la hora de aprovechar al máximo todo el material sobrante de otras intervenciones y la suma de texturas y colores confieren a cada plano del mueble un carácter propio.

A probarlo!

f

El problema de la estética de oficina del mueble se corrige, queda mucho mas amable y cálido que el mortecino y plástico blanco que lucía al principio. Y desde luego como mesa para grabar cumple su función perfectamente. Evidentemente si hubiera sido para otro propósito debería haber sido más generoso con el vuelo del plano horizontal de la mesa para dar mas comodidad a la hora de sentarse y colocar las piernas, pero como al grabar estoy moviéndome permanentemente no me afecta.

Conclusión:

Buen cambio, mas versátil, más usable, mas almacenamiento y sobre todo más cálido estéticamente.

g

-Coste material de la modificación: 1,80€ (solo compré clavos)
-Tiempo empleado en la ejecución: dos tardes (disponiendo de una ingletadora eléctrica)

 

Esperamos que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: